1ª Oeste 312 y Avenida San Jorge, Cdla. Kennedy Vieja. 4611863 - 4611873 / Av. Jorge Perez Concha (Circunvalación Sur) #210 y Todos los Santos, Urdesa. 2389570 - 2885351info@zcinovias.com

Cómo guardar tu vestido de novia y que se mantenga intacto por años

Post 2 de 32

¿Que necesitas para guardar el vestido de novia?

  • Tu vestido de novia limpio
  • Una caja amplia – Papel de seda blanco
  • Tela blanca

Instrucciones para guardar el vestido

Para guardar tu vestido de novia nunca utilices una bolsa de plástico por más grande que sea ya que este material es muy malo para la conservación de las telas, especialmente si es blanca. Con el paso del tiempo el vestido puede ponerse amarillento o formarse manchas y lo que es peor tomar mal olor debido al plástico y a la humedad que puede haber entrado en la bolsa. Siempre guarda el vestido en óptimas condiciones de limpieza, si por casualidad algo de comida o bebida lo ensució deberás llevarlo al lavadero para que quede perfecto. Lo mismo ocurre cuando el ruedo del vestido, toda la parte que está cercana al suelo se ensucia con el roce. Esas manchas se ven muy feas y si lo guardas así empeorará con el tiempo y ya no podrás quitarlas.

Busca o compra una caja grande y cómoda, de modo que el vestido quede guardado holgadamente.

Coloca una buena base de papel de seda en la caja, apoya la parte del corsé o la parte superior del vestido, luego dobla hacia atrás las mangas (si es que las tiene) y finalmente la parte inferior superponiendo las distintas partes y colocando entre los distintos pliegues papel de seda para que no se aplaste y se mantengan con forma y volumen. Si tiene cola o tul colócalo sobre la falda y procede de la misma forma cuidando el volumen y la separación de las distintas partes con papel blanco de seda. Si el vestido tiene bordados especiales coloca papel de seda cubriéndolos para protegerlos y a la vez para que no dañe otras partes del vestido si el bordado tiene metal o cristales en el bordado.

Si quieres preservarlo mejor aún puedes envolver el vestido ya doblado y envuelto en papel de seda, con una tela blanca que lo termine de aislar de la caja. Finalmente tapa la caja y guárdala en un lugar seguro donde se mantenga protegido de la humedad y el exceso de calor.

Velo y tiara

Para preservar tu velo y tiara, usa el mismo procedimiento, con mucho papel de seda blanco y vas doblando cuidadosamente el velo poniendo el papel de seda entre capa y capa.

La tiara, también envuélvela en papel de seda blanco para evitar que pierda el brillo si lleva pedrerías o se arruinen las perlas, si las tiene. Lo pones en una caja grande y en lo posible redonda (tipo sombrerera) para que mantenga su forma y no se aplaste.

 

This article was written by admin

Menu
WordPress Video Lightbox Plugin